GRIMEY - Recién añadidos

La historia de Grimey es la típica historia de superación, visión, trabajo y constancia. El concepto romántico de lo que supone emprender: un grupo de amigos, un sueño, la voluntad necesaria para empezar, y el resto es historia, como se suele decir. Grimey es hoy una de las marcas de la escena del streetwear patrio con más proyección internacional. Con presencia en Alemania, Italia, Portugal, Japón o Emiratos Árabes, su firme trayectoria ha demostrado la autenticidad de un estilo de vida que ha cimentado las bases de una gran familia, compuesta por artistas de todo tipo. 

 Todo empieza  en 2006, cuando unos amigos de un barrio popular de Madrid, se juntan y  deciden lanzar una minicolección compuesta por camisetas diseñadas y estampadas por ellos mismos. La primera colección que presentan fue la de primavera/ verano 2007, y fue de tan solo 13 camisetas. Debido al éxito que tienen los diseños, Grimey consigue comerciales que representen la marca en toda España. Dicha mejora en la comercialización, hace que aumenten considerablemente el catalogo de la colección siguiente (otoño/invierno 2007), incluyendo sudaderas y chaquetas. Se duplican las ventas y la colección primavera verano 2008 vuelve a ampliarse hasta la producción de toda clase de prendas, incluyendo polos y pantalones vaqueros. Las ventas de la colección Otoño-Invierno 2008 se vuelven a duplicar lo que supone el afianzamiento de Grimey como marca.

La cultura del hip hop, el breakdance, el grafiti, el skateboarding, el basket está muy presente en la filosofía de Grimey y a lo largo de las temporadas se ha visto cada vez más reflejada en la estética de las colecciones. Las nuevas generaciones del rap en España se han sumado al trap, un subgénero que ha afectado también a los códigos de estilo. 

Grimey es una marca creada por gente que ha vivido la cultura de la calle desde los años 80. Su creación y desarrollo se ha producido como cualquier producto que se crea y se desarrolla en la calle, sin dinero, con corazón y con mucho esfuerzo. Algo que empezó hace años en un pequeño local y con una inversión mínima, se está convirtiendo gracias al trabajo en una de las marcas españolas mas reconocidas. Grimey representa el espíritu de poder hacer algo grande partiendo de cero, de que el dinero no siempre manda y de que cualquiera puede lograr lo que se proponga. El segundo nombre de Grimey es “Burning & Looting” (Quemando y Saqueando) una metáfora del estilo con el que se creo la marca, entrar en el mercado por medios diferentes a los habituales y cambiar las reglas del juego. Intenta reflejar este espíritu en la mayoría de las camisetas utilizando frases y diseños con mensajes. Grimey es calle, vende calle e invierte en la calle.